•  
  •  
 

Abstract

En este trabajo se condensan las propuestas educativas de la perspectiva histórico-cultural y genético-cultural como un escenario de las metas, realidades y alternativas de renovación para la tarea educativa, resaltando a partir de ese escenario un conjunto de reorientaciones aconsejables para abordar la educación en un mundo cambiante. Esas reorientaciones implicarían un giro desde el actual énfasis en el conocimiento mismo a prestar una mayor atención a las herramientas y operadores del conocimiento; pasar del énfasis en las tareas individuales a una mayor preocupación por la actividad compartida como origen de las operaciones mentales y pasar del énfasis en el significado y el conocimiento como fin al énfasis en el sentido y el conocimiento como medio. En general se resalta la necesidad de adoptar una visión más evolutiva, dinámica e integral del proceso educativo en que el desarrollo de la persona y de la personalidad funcional se privilegia sobre el desarrollo de repertorios acumulados de conocimientos diversos. En la misma línea, se aboga por una visión de todo el proceso de desarrollo en cultura como un currículum global en que la escuela debe desempeñar un papel articulador de estructuración y de sentido.

Share

COinS